No cabe duda de que el vídeo es el formato que mejor ayuda a captar la atención de los consumidores. Pero además, hace que la experiencia de os potenciales clientes sea más enriquecedora, por lo que contribuye a aumentar la tasa de conversión. Debido a ello, las estrategias de vídeo marketing han terminado en convertirse en una herramienta muy utilizada por las marcas para darse a conocer y promocionar sus productos. Especialmente desde el año 2013. Año desde el que no ha dejado de ganar protagonismo. De hecho, el 96% de los responsables de marketing B2B ya los incluyen en sus campañas con el objetivo de conectar mejor con los usuarios y llamar su atención en un mercado cada vez más competitivo.

Pero además, los expertos predicen que para el año 2019, el 80% del tráfico de consumo en Internet procederá de contenidos audiovisuales. Sabiendo todo esto, a continuación te mostramos cuáles son las tendencias del vídeo marketing en España que veremos a los largo de 2016.

1. Vídeo vertical adaptado a dispositivos móviles

En la actualidad, la mitad del tiempo que los adultos destinan a los medios digitales se lleva a cabo a través de dispositivos móviles, frente al 42% del ordenador. Con lo cual, no resulta extraño que uno de los mayores retos a los que se enfrentan las marcas sean los vídeos en vertical y que los vídeos verticales de Snapchat tengan una tasa de finalización 9 veces mayor que la de los anuncios horizontales en móviles

2. Vídeos en email

Muchas empresas están apostando por incluir contenidos en vídeo en sus campañas de email marketing, facilitando el proceso al usuario. Y es que los proveedores de email no permiten el auto-play en dispositivos móviles, por lo que los usuarios deben hacer clic en la imagen para acceder a la página donde finalmente pueden ver el vídeo. Un estrategia que cuenta con un gran potencial.

3. Aumentará el número de empresas que crearán contenido en vídeo in-house

9 de cada 10 empresas incluyen vídeos en sus estrategias de marketing y están satisfechas con los resultados obtenidos, por lo que seguirán invirtiendo en este tipo de acciones. Lo cual se ha visto favorecido en gran medida por el descenso de los precios de planificación, producción y distribución y por la necesidad de ofrecer a la audiencia un contenido original y adaptado a cada fase del proceso de compra.

4. Vídeos en 360 grados

Los vídeos en 360 grados van en aumento. Los usuarios pueden verlo en el dispositivo que prefieran, utilizando el ratón, el dedo o moviendo el dispositivo, navegando por la escena como si estuviera dentro de un vídeojuego. Es cierto que el proceso de producción es más complejo, pero permite contar una historia de una manera más llamativa y con mayor interacción por parte de la audiencia.

5. Los contenidos creados por los usuarios continúan al alza

Los vídeos creados por los propios internautas o añadidos a las listas de favoritos siguen creciendo a buen ritmo. En este sentido, los vídeos grabados con drones ganan cada día mayor protagonismo, lo que genera expectativas y puede tener un gran impacto sobre las estrategias de vídeo marketing de las empresas.

6. Vídeos en directo en streaming

La transmisión de vídeos en directo en streaming ha experimentado un aumento muy significativo durante el año 2015. Las marcas tienen la posibilidad de transmitir en directo sus eventos, conferencias, ferias, etc. Con lo cual, es posible llegar a un mayor número de espectadores.

7. Medición de resultados

El hecho de que la inversión en estrategias de vídeo marketing en España haya aumentado tanto tiene mucho que ver con la creciente importancia del Big Data. Es importante conocer cuál ha sido el retorno de la inversión de una determinada acción y el vídeo ofrece esta posibilidad incluso mejor que el contenido escrito. Podemos saber lo que ve el usuario, el tiempo que lo ve y cómo interactúan con él. Una información de gran valor para las marcas, que necesitan mejorar de manera constante sus estrategias de contenido.