Ya hemos hablado con anterioridad de muchas de las increíbles ventajas de incluir el streaming en nuestro día a día, sin embargo, hay un aspecto que aún no hemos tocado: la formación online con streaming.

Y es que el streaming se está convirtiendo en una herramienta formativa muy interesante y cada vez más utilizada. En esta entrada te mostramos todas sus ventajas y utilidades.

Utilidades y ventajas de la formación a través de streaming

La formación online con streaming es algo que beneficia tanto a formadores como a alumnos; veamos por qué.

Para formadores

Control de acceso al contenido

Los formadores, o en su defecto las personas que administran el sitio web, pueden seleccionar la manera en la que la gente accede a la información, seccionándola o haciéndola pública, accediendo con usuario, colgándola por secciones, estableciendo una cuota, etc.

Herramienta de desarrollo profesional

Utilizar este tipo de plataformas para enseñar a través de internet requiere que los docentes también reciclen sus conocimientos y perfeccionen sus habilidades, incorporando nuevos recursos profesionales que le permitan mejorar su labor.

Para alumnos

Aprendizaje personalizado

La persona que recibe la formación tiene control sobre la información que obtiene en su conexión. El vídeo formativo es un formato altamente interesante y atractivo, capaz de hacer retener la información de una manera muy eficaz.

Pero lo mejor es el hecho de poder disponer “a voluntad” de este gran recurso de aprendizaje y poder visualizarlo de manera personalizada, prestando atención a ciertas partes y pasando por alto otras menos relevantes.

Además, debemos mencionar que la formación a través de streaming incluye también la visualización de documentos de texto y en otros formatos así como audios, por lo que la riqueza en cuanto a variedad de recursos no es limitada y cada cual puede elegir el formato que más se ajuste a sus necesidades.

Eliminar la barrera de la distancia

El streaming como herramienta formativa elimina la barrera de la distancia, permitiendo que alumnos de distintos lugares puedan acceder a contenido formativo desde ubicaciones muy dispares alrededor de todo el mundo.

Del mismo modo, este método de enseñanza permite que personas con movilidad reducida puedan formarse.

De esta manera, se garantiza que la distancia, ya sea kilométrica o circunstancial, no sea un factor determinante a la hora de adquirir conocimientos ydestrezas y obtener títulos, certificados y otros documentos que certifiquen el aprendizaje.

Colaboración y comunicación

Alumnos de un mismo curso, módulo o especialidad pueden ayudarse, resolver dudas y, en definitiva, comunicarse para mejorar su experiencia de aprendizaje.

Igualmente, todo aquel pupilo puede pedir consejo y ayuda a su formador a través de las plataformas de enseñanza, pudiendo así resolver sus dudas rápidamente y continuar aprendiendo.

Aunque, hasta el momento, el contenido de esta entrada pueda parecer únicamente útil para centros de enseñanza, como son universidades, institutos e incluso academias, haciendo un uso puro del concepto conocido como e-learning, lo cierto es que también podemos aprovechar la facilidad que tenemos para formar mediante streaming para aplicarlo a nuestra empresa.

De esta manera, podemos ofrecer todo tipo de información a nuestra plantilla y realizar cursos a través de una plataforma de empresa propia, por ejemplo, cursos sobre riesgos laborales, primeros auxilios o idiomas o especializaciones formativas relacionadas con la formación específica de cada trabajador, como masters, especializaciones o simplemente cualquier curso útil para mejorar la profesionalidad de nuestros trabajadores.