A la hora de disponemos a promocionarnos, uno de los indispensables a día de hoy es el vídeo. Por supuesto, vamos a desear que cualquier campaña que hagamos sea exitosa, necesitando, por tanto, contar con todos los elementos de un buen vídeo publicitario para que este sea perfecto.

¿Qué debe contener mi vídeo publicitario para ser eficaz?

La esencia de un vídeo publicitario para que sea realmente eficaz es una mezcla de los siguientes elementos:

Llamada de atención

Debe existir un reclamo atractivo para el público. Los vídeos publicitarios, por norma general y para ser eficaces, deben ser cortos, por lo tanto, es necesario crear una llamada de atención que sirva para captar al espectador en ese breve espacio de tiempo.

Se puede empezar creando un interrogante para despertar la curiosidad o dando algunas promesas atractivas (ahorro, mejores condiciones, mejores resultados, novedades….).

Mensaje eficaz

Todo comercial debe tener un mensaje. Ha estado muy de moda crear audiovisuales confusos o muy indirectos, sin embargo, lo ideal es mostrar siempre y de manera clara tu mensaje.

Este, por supuesto, debe ser estudiado al milímetro para que sea realmente eficaz para el público y dentro del propio contexto del anuncio.

Los eslogans pegadizos o que dan lugar a la empatía son muy buenos para ser retenidos en la memoria, por lo que es una opción que hay que barajar.

Da con un buen servicio de producción audiovisual que sepa integrar tu mensaje para que el espectador se sienta a gusto viendo tu vídeo, no como un comprador.

Conexión con la marca

En internet siempre se busca aumentar las posibilidades de conversión, por ello, es esencial crear algún lazo que haga que el espectador interactúe con la marca, convirtiéndose, sin saberlo, en consumidor.

Elementos sorprendentes

¿Alguien duda de la eficacia de elementos fuera de lo común? La novedad sorprende y, si está bien integrada, siempre lo hace de manera positiva.

Es difícil en la actualidad que se nos ocurra una idea innovadora o que utilicemos recursos nunca vistos. Sin embargo, siempre hay alguna idea por ahí escondida o se pueden utilizar recursos utilizados en un sector para sorprender en otro.

En estos casos, si de verdad buscas algo diferente, no dudes en contar con la colaboración de un profesional creativo que tenga experiencia en  trabajos similares.

Calidad

Imprescindible para lograr éxito como empresa. Es cierto que muchos vídeos de mala calidad se viralizan, sin embargo, a nivel empresarial la calidad es elemento del que no se puede prescindir.

Un vídeo de pobreza visual o de audio, incluso una mala edición, son suficientes para perder la confianza del espectador, para aburrirlo o para que pase al siguiente vídeo, que perfectamente puede ser de la competencia.

La calidad se debe ver en cualquier aspecto, desde la buena redacción del guión hasta efectos de edición inmejorables, pasando por la obtención de un producto final que satisfaga realmente las necesidades del cliente.

Difusión milimétrica

Así como la creación de todo el audiovisual es importante, su difusión no puede quedarse atrás.

Hay que tener muy buen ojo a la hora de difundir cualquier contenido en función de cuál sea nuestro objetivo.

En internet existen multitud de sitios donde colgar tu vídeo publicitario, y, por supuesto, no son excluyentes. Eso sí, dependiendo del contenido, del público objetivo y de muchos otros aspectos, debes elegir bien qué plataformas son las más adecuadas: web de empresa, viveros, web de buscadores y comparadores, blogs, YouTube, redes sociales…

Es cierto que nosotros nos centramos en la difusión a través de internet, sin embargo, si consideras que la televisión o cualquier otro medio puede ser mejor para difundir tus vídeos o para complementar su impacto, no dudes en recurrir a aquel recurso que más te convenga.

Lo ideal es contar con un experto en marketing que haya tenido éxito trabajando con campañas similares a la que tú necesitas o propones para tus productos y servicios.