Como cualquier recurso en un plan de marketing, el vídeo tiene una importante labor y su uso, en un momento audiovisual como en el que nos encontramos, va a suponer en muchas ocasiones el éxito o el fracaso de todo un proyecto promocional.

Para que tus audiovisuales se conviertan en tus mejores aliados te contamos hoy cómo usar los vídeos correctamente en una estrategia de marketing en medios sociales.

El momento preciso

Aunque nosotros vamos a enfocarnos en el uso del vídeo en internet para tener éxito en nuestra estrategia comercial, no debemos olvidar que la televisión también es un medio social. Por ello, nuestro primer punto -y el más básico- hace referencia a esta.

No debes dejar nada a la casualidad. La publicidad siempre, siempre, SIEMPRE está perfectamente medida. Elige una franja horaria en la que tu público objetivo consuma televisión. Lo mismo ocurre con los días de la semana. Selecciona incluso la serie, película, novela o programa cuyo espacio publicitario incluirá tu vídeo promocional.

Si se trata de un audiovisual extenso, ni qué decir tiene que, si se emite, deberás hacer exactamente lo mismo para asegurarte el mayor número de espectadores.

El marketing es exactamente lo que decimos en nuestro título, toda una estrategia en la que no se da puntada sin hilo, en la que todo tiene un por qué.

Calidad

Es importante que tus vídeos sean de calidad pues la imagen que des en ellos es la que los navegantes tendrán de tu empresa. Por muy buenos servicios que ofrezcas, una impresión equivocada difícilmente va a cambiar con el paso del tiempo por lo que cada aparición relacionada con tu marca debe ser impecable, asegurándote de que da la impresión que deseas para tu negocio.

Difusión

Una de las maneras de que tu vídeo (o cualquier otro contenido) llegue a mucha gente es incentivar su difusión con un cebo interesante como puede ser un sorteo. Puedes regalar algo material de tu marca, una visita a tus instalaciones, una suscripción o cualquier otro premio relacionado o no con tu sector; lo importante es que sea algo que atraiga a la gente.

Ya sólo te queda crear una publicación en tu perfil en cualquier red social y dar las instrucciones precisas para participar, entre ellas, compartir tu vídeo, darle un Me Gusta a tu página, suscribirse a tu boletín…

Aviso de retransmisiones importantes

Aunque estamos centrándonos en vídeos cortos, de carácter promocional, lo cierto es que también podemos ofrecer otro tipo de contenido mucho más exclusivo. Por ejemplo, una entrevista, o un anuncio con una novedad muy interesante, un sorteo…

Para estos casos, es importante avisar a nuestros seguidores de que se va a retransmitir, ya sea en directo o a emitir en diferido, ese contenido.

Puedes valerte de los avisos por email utilizando la base de datos de la empresa, crear un evento en las redes sociales y difundirlo, redactar un breve tuit con el link y la fecha y animar a retuitear, etc.

Diseño responsivo

Además de incluir los vídeos en nuestros propios perfiles en las redes sociales, también ocurre que desde estas redirigimos al usuario hasta el contenido en una web externa. En este caso, es imprescindible que dicha web tenga un diseño responsivo que permita una correcta reproducción del vídeo, de manera que el espectador se sienta a gusto con el hecho de haberlo redireccionado.

Perfiles en todas las redes sociales

A día de hoy, las redes sociales son las plataformas por excelencia y ya todas te permiten colgar y consumir vídeo.

Es indispensable que tu marca o empresa disponga de perfil en todas ellas y tenga al tanto a los seguidores y clientes. Además, es una manera estupenda de poder colgar tus vídeos de manera natural.

Formatos

Aprovecha que internet te permite variar el típico formato de anuncio televisivo para crear audiovisuales que realmente satisfagan tus necesidades y las de tu público y que, por supuesto, sirvan para lograr tus objetivos.

En Vine, los microvídeos duran apenas unos segundos mientras que en YouTube puedes colgar largas producciones más profundas, enfocadas en un público en particular, ocupando varias horas si se da el caso.

Estos son dos ejemplos opuestos, pero tanto Facebook como Twitter, Google+ y muchos otros te permiten crear e incrustar contenido de la duración que desees, sólo tienes que tener en cuenta que la duración y, en general, el formato, se adecuan al contenido.

Como ves, es importante tener algunas cosas en cuenta a la hora de usar los vídeos correctamente en las estrategias de marketing en los medios sociales. Sin embargo, sabiendo esto, sólo queda ponerse manos a la obra y elaborar un sencillo plan de marketing que te permita crear contenido adecuado a cada plataforma.