No es ninguna novedad que el vídeo se alza como el recurso por excelencia para promocionarnos, a nuestra empresa, a nuestros trabajadores, nuestros productos y nuestros servicios.

Es una afirmación innegable y que realmente consideramos muy acertada, pero… ¿por qué el vídeo está cobrando tanta importancia en la estrategia de marketing?

Motivos por los que el vídeo se alza como principal recurso en marketing

Tal y como avanzábamos al comenzar, hoy vamos a darte a conocer varios buenos motivos por los que se está utilizando el vídeo como primer recurso en estrategias de marketing.

Mayor efectividad en la promoción de productos y servicios

En innumerables ocasiones hemos comentado ya que el vídeo es un recurso capaz de vender por sí mismo, creando sensaciones y sentimientos profundos en el espectador.

Un audiovisual de calidad va a saber ahondar en el interior de las personas, incluso sin que estas se den cuenta, de manera que, directa o indirectamente estaremos condicionándolas.

Pero… ¿por qué el vídeo es el formato adecuado para conseguir esto? Muy sencillo. Las imágenes en movimiento hacen que nos podamos identificar con lo que estamos viendo. Además, el sonido sirve para crear tensión, alegría, simpatía, empatía y potenciar un sin fin de sentimientos, de manera que nos sentimos mucho más implicados viendo un vídeo que una fotografía, por poner un ejemplo.

Además, en ocasiones, se crean vídeos en los que se muestra la efectividad de un producto o las ventajas de contratar un servicio. Esto se conoce como publicidad directa y, desde luego, sirve para convencer al futuro cliente.

Mejora del posicionamiento

Un vídeo con una acertada descripción se va a posicionar muy favorablemente en los buscadores, lo que va a hacer que aparezcamos en primeros puestos en búsquedas relacionadas con lo que mostramos, además de, por supuesto, obtener una mayor afluencia de visitas por el simple hecho de aparecer en lugares privilegiados.

Aumento de la presencia de la marca

Las diferentes naturalezas de búsquedas en las que aparece tu marca o empresa servirán para que esta aumente su presencia.

Además, no es ninguna novedad que el hecho de crear contenido distribuible en la red es un imprescindible para considerarse que se pertenece al mercado social del momento.

Aumento del tráfico de calidad

Si una persona llega a tu sitio web a través de un vídeo sobre tu marca, tu producto o tu servicio, sabes a ciencia cierta que está interesada, lo cual nos asegura un cambio importante en nuestra ratio de conversión, que aumentará de acuerdo al interés del espectador.

Recurso fácil y económico

Crear un vídeo no es caro. Por supuesto, no todos los tipos de producciones son iguales, y no todos los tipos de vídeos sirven para promocionar todo lo que queramos.

Por este motivo, nos es muy difícil dar números. Sin embargo, sí podemos decir que con una cámara de calidad algo superior a la media del mercado, un par de micros, un fondo y tres puntos de iluminación se puede crear contenido audiovisual de calidad que se integre perfectamente en una estrategia de marketing.

Podemos irnos mucho más allá -y dependiendo del tipo de producción a veces será necesario- y contratar una productora audiovisual que se encargue de la filmación y edición. El precio subirá, está claro, sin embargo, debes de saber que los vídeos se rentabilizan rápidamente si se incrustan en las webs indicadas y se contratan campañas publicitarias que sirven precisamente para monetizar la emisión en streaming de tu contenido en vídeo.

En cualquier caso, es raro la vez en la que la inversión de un vídeo no se ha recuperado con sus propias visitas y, aunque no sea el caso, no podemos obviar que el vídeo consigue otras muchas cosas, por lo que simplemente lo debemos tomar como un gasto más en nuestro plan de marketing, independientemente del monto económico que obtengamos de él.