El Streaming no es más que la retransmisión de contenido en flujo, es decir, sin que este tenga que descargarse en la memoria de los dispositivos donde se consume.

En la actualidad ha pasado a formar parte de la inmensa mayoría de estrategias de marketing, incluyendo el uso del streaming para la promoción de productos. Te contamos hoy cómo hacerlo, qué conseguirás y qué debes tener en cuenta a la hora de usar el streaming en tu estrategia comercial.

El streaming para la promoción de productos

¿Qué te ofrece el Streaming y cómo debes utilizarlo en tu estrategia de marketing de productos?

Viralización

Un vídeo que puede ser compartido es el formato ideal para que su contenido se vuelva de interés para los usuarios.

El Streaming te ofrece esta posibilidad de compartir y viralizar el material que hayas creado, publicitando tus productos alrededor de todo el mundo.

Selección del público objetivo

Mediante el Streaming vas a llegar a muchísima gente, y eso está genial. Pero es que, además, puedes seleccionar tu público objetivo, ofreciendo tu contenido a un sector en particular de la población, creando logins y utilizando bases de datos específicas para hacer llegar tu contenido a quien tú desees.

Ratios de conversión

El vídeo, que es el formato por excelencia para el Streaming, también lo es para aumentar los ratios de conversión en nuestros sitios web. Es entretenido, es informativo y posiblemente más real de lo que lo es cualquier otro formato publicitario por lo que contar con vídeos de tus productos hará que los usuarios irremediablemente llenen su carrito online.

Muestra real de tus productos

Poder ofrecer material fácilmente a quien tú quieres y a bajo coste te permite crear vídeos mostrando enteramente cómo son tus productos, pues dispones de espectadores y de recursos para ello.

Fichas de productos completas al 100%, con contenido que la competencia pasa por alto o que considera irrelevante, con fotos reales y descripciones detalladas. ¿No suena como si fuese un material ideal para enviar vía mail marketing?

Vídeos en los que se muestre el producto, con alguien tocándolo físicamente, abriendo, cerrando, pulsando… Lo mejor que puedes hacer para animar a alguien a que disfrute de tus productos es mostrarle cómo funcionan realmente. Ni qué decir tiene que la publicidad engañosa se habrá dejado de lado y que debes mostrar exactamente lo que vendes, ni más, ni menos.

Algo especial

Puesto que cuentas con este interesante recurso, ¿por qué no haces algo especial con él?

Puedes hacer vídeos con tutoriales o talleres para sacarle el máximo partido a tus productos, filmar presentaciones y entrevistas que los promocionen, etc.

Si nos ponemos, puedes, incluso, crear un canal interactivo en el que ofrecer material de entretenimiento diverso, relacionado o no con tus productos pero que, sin duda, sepas que será atractivo para tus visitantes.