Cada vez hay más factores que son imprescindibles dentro de una estrategia de marketing  para destacar sobre la competencia. Pero si hay algo que no debe faltar nunca en cualquier negocio son los vídeos impactantes, emocionantes y útiles. Y es que los vídeos corporativos, además de ser capaces de llamar la atención de los usuarios, son una de las estrategias más efectivas para mejorar nuestro posicionamiento SEO, y aumentar las visitas a la web y el tiempo que los usuarios pasan en ella. Pero ante todo, supone fidelizar e informar a los potenciales clientes sobre nuestra marca y nuestros productos de la manera más dinámica y efectiva que existe.

No obstante, no debemos confundir vídeo corporativo con vídeo promocional, ya que el primero no siempre está diseñado para promocionar la empresa. Es posible que incluso tenga una utilidad interna dentro de la compañía, por ejemplo para acciones formativas o de motivación. Si estás pensando en crear vídeos corporativos para tu empresa, a continuación te damos algunos consejos sobre aspectos que debes tener en cuenta.

1. Intenta que sea corto

En la actualidad, la mayoría de las personas no cuentan con mucho tiempo en su vida diaria. A lo cual debemos sumar la poca capacidad de atención y concentración, y la saturación de mensajes a la que están expuestas. Por eso, es importante que un vídeo corporativo no dure más de 5 minutos. Y si es menos, mejor todavía.

2. Dedica tiempo a definir el mensaje

Si no tienes claro qué es lo que quieres transmitir, el resultado no será bueno. Reflexiona sobre cuáles son tus objetivos y cómo quieres plasmarlos en la pantalla, qué quieres contar y cómo te gustaría hacerlo. Una vez que lo tengas claro, elabora un guión con todos los detalles.

3.Evita el exceso de información

Es muy importante no obsesionarse con contar demasiadas cosas. La idea es resumir nuestra actividad empresarial a través de los conceptos principales y que sea la imagen la que complemente el mensaje. Apuesta por frases cortas que motiven al espectador y generen confianza.

4. Confía en los consejos creativos de tu productora

Las agencias de videomarketing están especializadas en este tipo de trabajos y saben perfectamente cómo transmitir un mensaje, el lenguaje audiovisual que debe utilizarse y qué es lo que funciona mejor. Déjate guiar por ellas.

5. Huye del lenguaje técnico

Una presentación audiovisual o un vídeo corporativo deben usar siempre un lenguaje comercial, didáctico y sencillo. Solamente si comercializas productos muy especializados, debes utilizar este tipo de lenguaje, y teniendo mucho cuidado.

6. Graba en alta definición

Piensa que el vídeo será la carta de presentación de tu empresa o de tu producto, por lo que es importante ser exigentes con el resultado final. La alta definición nos permite tener un material en la mejor calidad y difundirlo con la mayor resolución posible. De esta forma, la imagen que darás a tus potenciales clientes será mucho mejor.

7. Locución

Si vas a incluir una voz en off, es importante que sepas elegir a los profesionales adecuados. No te centres solamente en que la voz te guste, piensa si realmente encaja con el proyecto que tienes entre manos. Una mala voz puede arruinar el hilo conductor del vídeo y no lograr los resultados esperados.

8. Música

Aprovecha todo el potencial comunicativo que proporciona un vídeo para dar a conocer las ventajas de la empresa. Es recomendable no elegir una música que resalte demasiado para que no haga sombra al mensaje, pero que sirva de base dentro del resultado final.

9. Invierte en una buena post-producción

Un buen vídeo corporativo destaca especialmente porque sus efectos son mejores que los de otros vídeos, pero también por las cabeceras utilizadas e intros 3D. Esto tiene un impacto muy positivo en los clientes y nos ayuda a marcar la diferencia con respecto a nuestra competencia.

10. Internet y redes sociales

En la actualidad, Internet y las redes sociales son el mejor vehículo para difundir nuestro mensaje, ya que permiten llegar a miles de usuarios en muy poco tiempo. La propia página web, portales de vídeo como Youtube o Vimeo, o redes sociales como Twitter, Facebook, Google Plus o Linkedin, ayudan a promocionar el contenido y abren nuevas posibilidades.