Cada vez hay más  factores fundamentales para que una marca destaque sobre sus competidores. Pero si hay algo que no puede faltar y que cada vez está adquiriendo mayor protagonismo dentro de los planes de marketing es la creación de vídeos corporativos. Vídeos que impacten, que emocionen y que sean relevantes, tanto para los clientes habituales como para los nuevos.

La cuestión es que hacer un vídeo que resulte atractivo para llamar la atención de la audiencia, que mejore el posicionamiento SEO de la web, que aumente el tráfico de visitas y que haga que el visitante se quede en la página el mayor tiempo posible, no resulta nada sencillo. Por eso, si estás pensando en hacer vídeos corporativos para tu empresa, a continuación te traemos algunos consejos para que consigas mejores resultados.

  1. Planificación y definición de objetivos

Antes de empezar a grabar, debemos tener muy claro qué es lo que queremos hacer y qué queremos conseguir con ello. Es la fase en la que debe definirse el mensaje, el público al que irá dirigido y cómo vamos a hacerlo. Para ello, es muy importante realizar un análisis previo que nos sirva de guía para el trabajo que vendrá después. De lo contrario, difícilmente podremos lograr que sea atractivo y efectivo.

  1. Duración

El vídeo debe ser breve y conciso. Y es que a medida que aumenta la duración del mismo, los espectadores van perdiendo el interés. Así pues, llamar la atención de los potenciales clientes a través de un vídeo es una carrera de corta distancia. Lo más recomendable es no excederse de dos minutos.

  1. Definir el tipo de vídeo corporativo que queremos crear

En base a los objetivos establecidos, elegiremos un tipo de vídeo u otro. De esta forma, nos aseguraremos de que estamos comunicando justamente lo que queremos. Podemos crear vídeos tutoriales, demostrativos, informativos, testimoniales, de reclutamiento, de formación, publicitarios, etc.

  1. Ponte en contacto con una buena productora

Es fundamental depositar nuestra confianza en profesionales cualificados que puedan ofrecernos la mayor calidad posible. Pide que te muestren trabajos anteriores para que puedas hacerte una idea más aproximada y déjate asesorar por ellos. Además, es importante que pidas un presupuesto por escrito donde se contemplen todos los detalles de la producción y que establezcáis unos tiempos de entrega.

  1. Guión

En un vídeo corporativo, lo mejor es resumir la actividad de la empresa en unos pocos conceptos importantes y dejar que sea la imagen la que complete el mensaje escrito. Por supuesto, es muy importante cuidar la estructura y el lenguaje utilizado, apostando por frases cortas que generen confianza y que motiven a la audiencia.

  1. Graba siempre en Alta Definición

Piensa que un vídeo corporativo es como una carta de presentación, por lo que es necesario cuidar cada detalle del resultado final. La alta definición te permitirá tener el material disponible en todo momento con la mejor calidad. La idea es que demos una buena imagen a nuestros potenciales clientes.

  1. Locución y música

Si vas a incluir una voz en off, es importante que elijas siempre a los mejores profesionales. Pide a la productora que te muestre su catálogo de voces y elige aquella que mejor encaje con el proyecto que estás presentando, ya que esta servirá como hilo0 conductor de todo el vídeo. La música también te ayudará a dar fuerza a las imágenes. Intenta que no resalte demasiado y que simplemente actúe como base dentro del resultado final.

  1. Montaje y postproducción

Estas labores darán ritmo y calidad al trabajo, marcando la diferencia entre un trabajo mediocre o relevante. Es muy importante que sea bueno si queremos marcar la diferencia con respecto a nuestros competidores y captar la atención de los clientes.