Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ver la televisión. ¿Recuerdas a toda la familia sentada en el sofá para ver la serie o película favorita? Si no podías ver el programa, la única opción para poder verlo era grabarlo en vídeo.

 

La televisión ha sufrido muchos cambios a lo largo de su historia. Vivió una primera revolución con en los años 80 con el paso de la señal analógica terrestre al satélite y cable analógico. La segunda revolución fue a mediados de los años 90 con la llegada del video digital.  Esta época ya se caracteriza por la total digitalización y su emisión por internet. 

 

Internet, los teléfonos móviles, las tablets… han cambiado los hábitos de consumo de contenidos de los espectadores. Sabemos que cualquier contenido audiovisual podemos verlo online en cualquier momento del día, y en cualquier lugar.

 

La televisión tradicional ya nos es el principal medio de entretenimiento ya que se ha visto desbancado por los contenidos online.

 

El streaming es el presente y el futuro de la televisión. Ahora el consumidor valora poder acceder a cualquier vídeo bien sea en directo o a la carta, e incluso la posibilidad de poder interactuar.

 

Hoy en día, televisión e Internet van de la mano. Los telespectadores quieren servicios personalizados e interactivos a los que acceder a través de cualquier dispositivo en el momento que ellos consideren oportuno.

 

La televisión online optimiza el flujo de trabajo y permite conocer mucho mejor a la audiencia a través de un análisis más preciso y completo. Se conoce mejor qué contenidos interesan al público, a qué hora ve los programas, desde qué dispositivo… un dato muy valioso para la publicidad que será más efectiva al dirigirse al público adecuado.

 

Conocer a la audiencia facilita vender los diferentes espacios publicitarios.

 

Ver la televisión ya no necesita cables ni antenas, con una conexión a internet es suficiente. La televisión de hoy pasa por contenidos especializados dirigidos a un público específico. Una programación online para ser vista tanto en directo como a la carta, donde el telespectador controla en todo momento la reproducción.

 

Shooowit ofrece sus servicios de vídeo streaming online. Desde la plataforma en la nube, nuestros clientes pueden gestionar y administrar cualquier tipo de contenido de vídeo, tanto en directo como a la carta. De este modo logramos el compromiso de los espectadores convirtiéndolos en fans.

 

Proceso Shooowit

 

Entre otras particularidades, Shooowit ofrece la posibilidad de crear diferentes canales en directo de forma ilimitada y al instante, así como capacidad de emitir en varias calidades, siendo el player quien se adapte a la conexión a internet del espectador. Además, se puede grabar, editar y compartir en redes sociales las emisiones en directo desde la nube.

 

Si está interesado en hacer llegar su contenido audiovisual con éxito y sin fronteras, contacte con Shooowit, le informaremos sobre nuestros servicios de streaming.