Cuando nos disponemos a retransmitir vía streaming, una de las dudas que nos puede asaltar es si recurrir o no a una plataforma de pago. A continuación vamos a mostrarte una comparativa entre plataformas de streaming de pago vs plataformas gratuitas para que conozcas las ventajas y desventajas y puedas tomar una decisión adecuada.

¿Cuáles son las ventajas de cada tipo de plataforma?

A grandes rasgos, lo que cada una de estas plataformas nos puede ofrecer es lo siguiente.

Plataformas gratuitas

Obviamente, la ventaja que obtenemos al hacer uso de este tipo de recurso es la gratuidad de su servicio.

Ello puede ser muy interesante en los siguientes casos:

  • A nivel personal:
    • Dependiendo del uso que le demos a la retransmisión y del tipo de público que tengamos es muy posible que el nivel de exigencia sea mínimo y con el uso de una plataforma gratuita consigamos todo lo que necesitamos.
    • Es una muy buena opción para personas que hacen directos de sí mismos ofreciendo algún tipo de show.
  • A nivel empresarial:
    • Para comenzar a usar el streaming de cara al público. Puesto que es algo novedoso y no sabemos la reacción de los usuarios, podemos empezar utilizando una plataforma gratuita para aprender a desenvolvernos y saber cómo se utiliza, qué se obtiene y qué conseguimos exactamente con este tipo de emisión. Podemos obtener toda esta información sin coste.
    • Hacer uso de la emisión en línea para comunicarse dentro del propio equipo de trabajo. Las plataformas de pago reúnen características que, obviamente no tienen las gratuitas, como veremos a continuación. Sin embargo, al movernos en un entorno íntimo, estas ventajas (o muchas de ellas) pueden resultarnos irrelevantes y con lo que nos ofrece cualquier plataforma gratuita tenemos suficiente para comunicarnos con nuestra plantilla de travajadores.
    • Para aquellos servidores que ofrecen contenido audiovisual y acostumbran a contratar publicidad para obtener ingresos esta opción puede resultar interesante en tanto que las plataforma gratuitas también incorporan publicidad, sin embargo, en este caso esto no va a ser un problema. Eso sí, es posible que otras limitaciones sean incompatibles con lo que el servidor desee ofrecer.

Plataformas de pago

Las ventajas de las plataformas de pago respecto a las anteriores pueden ser cuantiosas.

  • En la actualidad todas estas plataformas va a permitir la publicación de vídeos desde cualquier dispositivo; de hecho, es algo que está tan a la orden del día que algunas de no pago también lo ofrecen. De esta manera se nos facilita el trabajo, pudiendo publicar en cualquier momento sin la necesidad de estar delante de un ordenador.
  • Eligiendo esta opción podemos tener control sobre la publicidad. Podemos decidir no incluirla o seleccionar campañas que nos beneficien o que, al menos, no pertenezcan a la competencia o puedan ser perjudiciales -algo que al utilizar plataformas gratuitas no podemos hacer-. De igual modo, tendremos la posibilidad de decidir el tipo de formato publicitario que se mostrará durante nuestra retransmisión.
  • Seguridad y restricción son características deseables en casos en los que necesitamos que nuestro contenido no sea visible para todo el mundo.
  • Experiencia personalizada. En general, al contratar un servicio de pago, las posibilidades se multiplican.
    • En este caso podremos modificar el diseño del reproductor para que se integre en el portal donde se aloja y se asemeje lo máximo posible a la imagen corporativa, si la tenemos.
    • Herramientas que facilitan tanto el montaje como la publicación del contenido.
    • Posibilidad de todo tipo de cambios en cuanto a resolución, formatos a utilizar, calidad y un largo etcétera.