Si tienes una empresa y has descubierto este tipo de retransmisión, no lo dudes, utilízal para ofrecer tus eventos empresariales, tanto internos como externos beneficiándote de las múltiples ventajas que el streaming puede ofrecerte.

Streaming para eventos empresariales

Un evento corporativo, ya sea interno o de cara al público siempre se va a ver beneficiado con el uso del streaming en los siguientes aspectos.

Comodidad

A nivel interno, no hay duda que tratar con la plantilla de trabajadores a través de Internet es lo más cómodo y rápido que podemos hacer. Cada uno desde su casa o la oficina, o simplemente desde un dispositivo móvil, puede formar parte del evento sin tener que estar reunido con el resto físicamente.

Lo mismo ocurre con los espectadores, que pueden disfrutar del evento en cualquier parte del mundo. La ubicación geográfica ya no es una limitación para nadie.

Ahorro

Retransmitir en streaming nos permite ahorrar de muchas maneras.

Si creamos un evento interno simplificaremos costes de manera significativa, haciendo llegar nuestra información de manera rápida, efectiva y simple.

Si el evento es externo, por un lado guardaremos un buen pellizco del presupuesto destinado a ambientar el lugar, pues, al no tener al público allí, la decoración se puede abaratar. Además, el coste por retransmisión posiblemente sea menor que alquilar una sala de reuniones o un local para eventos.

Por si esto fuera poco, la emisión en continuo permite monetizar el contenido que ofrecemos, incorporando publicidad antes o durante la emisión (ya sean vídeos o banners), mediante el pago por visión, creando suscripciones de pago con ventajas adicionales…

Difusión

Qué duda cabe de que el uso de Internet llega a los rincones más inauditos. Como ya hemos indicado, que nos vean usuarios de todo el mundo es una realidad.

Pero, además de que exista la posibilidad, es importante también que los posibles espectadores conozcan el evento. Las redes sociales hoy día son un recurso excepcional para lograrlo, pues permiten “correr la voz” rápidamente a través de tweets, publicaciones, vídeos promocionales, etc.

Si las condiciones propuestas son atractivas, la audiencia del evento se contará por miles, de los cuales, un porcentaje se convertirá en cliente, por lo tanto, cuanto más mejor. Eso sí, trata siempre de enfocar tu publicidad en redes sociales al público adecuado; demasiados usuarios poco interesados pueden ser algo negativo.

Personalización

Por supuesto, no podemos ofrecer un nivel de personalización tal y como si nuestro evento fuese físico, pero sí podemos lograr cierta similitud, sobre todo si tenemos en cuenta que el streaming nos permite interactuar con los espectadores y que lo hagan entre ellos. Responderemos preguntas, podremos tratar a cada usuario según nos interese, etc.

Información

Finalmente, no debemos olvidar el poder informativo que obtenemos al emitir en Internet. Podemos utilizar una aplicación gratuita o de pago que sirva para hacer análisis sobre diversos aspectos, como el número de visitas, la ubicación geográfica de estas, el tiempo de permanencia, etc -o también podemos comprar esta información al propio portal emisor.

Todo lo anterior nos va a servir para saber qué acogida ha tenido nuestro evento, si encaja con lo estimado, qué hemos hecho bien o dónde debemos mejorar.